Buscar
  • sechandia7

¿Cómo está tu relación con el dinero?


Pensar que nuestros problemas de dinero solo se solucionan con más dinero es un error común, por más obvio que parezca. Es importante resaltar que ellos pocas veces se originan por un nivel de ingresos insuficientes. La respuesta a esto es que muchas veces no aceptamos nuestra realidad financiera,  y por lo mismo no actuamos de una forma coherente a nuestra situación, llegando incluso a gastar más de lo que nos ganamos. Cuando manejamos mal nuestro dinero, es difícil alcanzar nuestros planes a futuro y este comportamiento nos enceguece ante la búsqueda de nuestra libertad financiera. 

Aunque parezca difícil es bueno saber que es posible modificar este tipo de comportamientos, por eso aquí te presento el método de las 3 C que puedes empezar a aplicar desde ahora:  

1. CONSCIENCIA:

Nos implica detenernos a pensar en: ¿cuáles son nuestras metas a futuro? y ¿cuáles de mis metas requieren dinero para lograrlas?. Una vez tengamos claro el listado, pasamos a realizar una priorización, definiendo el plazo en el que quisiéramos alcanzarlas.

Luego, debemos revisar el estado actual de nuestras finanzas, para ello requerimos conocer el detalle de nuestros ingresos, gastos (incluye deudas) y el nivel de nuestros ahorros; este ejercicio nos servirá para identificar sí:


· Estamos gastando más de lo que ganamos.

· Existen gastos que podríamos reducir o eliminar.

· Nuestro nivel de ahorro permitirá alcanzar nuestras metas en los plazos deseados.


2. COHERENCIA:

En este paso es clave ser transparentes con nosotros mismos para reconocer si existe coherencia frente a lo que queremos a futuro y la manera como estamos manejando nuestro dinero en el presente. En caso de identificar que no estamos siendo coherentes, la invitación es a analizar si nosotros solos somos capaces de cambiar nuestro estilo de vida para alcanzar lo que queremos o si requerimos de ayuda de expertos, bien sea para que nos apoyen en la construcción de un plan que nos permita salir de deudas, para poder ahorrar y construir ese camino que deseamos (asesor en finanzas personales) o alguien que nos ayude a identificar y modificar esos comportamientos que impiden tener una relación sana con el dinero (terapeuta).


3. CONSTANCIA:

Es la más importante, porque sin ella será difícil acercarnos a nuestras metas, consiste en luchar contra esas tentaciones del disfrute en el presente que se interponen para conseguir lo que nos hemos propuesto. Cuando sabemos que nos cuesta mucho decir no a dichas tentaciones, la recomendación es buscar mecanismos que nos ayuden a luchar contra ellas, por ejemplo: deducciones de ahorros programados de nuestro salario, tener una imagen en la billetera para que cada vez que la abramos nos recuerde nuestra meta y de esta manera evitemos gastar dinero en aquellas cosas que nos alejan de ella, o hacer seguimiento mensual para ver como crecen nuestros ahorros y como nos vamos acercando a lo que queremos lograr, ya que esto puede servirnos de motivación.

Trabajar en nuestra relación con el dinero es también trabajar en nuestra salud mental, porque no solo podríamos alejamos de nuestras metas, sino que además podemos vernos afectados por el estrés que nos genera dicha situación, incluso puede llevarnos a perder amigos o hacer que nuestras relaciones de pareja se debiliten e incluso se acaben.

Así que la invitación es a identificar ¿cómo está nuestra relación con el dinero? para detectar posibles malas prácticas y empezar a trabajar en ellas para cambiarlas y encontrar la tranquilidad financiera que tanto buscamos


#finanzaspersonales #Relacionconeldinero #manejodeldinero

35 vistas0 comentarios